Elegir el protector solar que mejor se adapte a tu piel depende de múltiples factores. Aquí vas a disponer de algunas claves prácticas para que este paso te resulte mucho más sencillo.

 

Qué has de tener en cuenta al elegir el protector solar

 

La sabiduría popular tiende a dar una importancia capital a tu tipo de piel a la hora de realizar la elección. No vamos a negar que es un factor fundamental pero no es ni de lejos el único importante. Hay que señalar que hay otros aspectos no tan conocidos, pero también son relevantes. Al fin y al cabo, la elección correcta de un protector solar es una cuestión de salud.

Lo cierto es que los protectores se han perfeccionado para proporcionar una respuesta más efectiva. Hoy la variedad de producto es mayor y, por lo tanto, responden mejor a factores a los que antes no se daba tanta importancia. Presta atención porque, seguramente, este artículo te va a servir para sacarle mejor partido a tu protector solar.

 

1.      Tipo de piel

 

Lo ideal es que elijas siempre un protector solar con un amplio espectro de protección, esto es, que te protejan de las radiaciones ultravioleta A y B. Dicho esto, si tienes una piel sensible, deberías evitar los perfumes añadidos. Por otra parte, si tienes una piel grasa mejor evitar productos químicos. Finalmente, has de saber que si tienes una piel muy blanca será mejor utilizar protectores con antioxidantes.

 

2.      Resistencia al agua

 

La resistencia al agua es uno de los factores que influyen en la efectividad del protector solar. Como principio general, tienes que poner protector cada dos horas, pero, si te vas a dar un baño, ese tiempo se reduce a entre 40 y 80 minutos. Por lo tanto, y para que evites problemas, lo mejor es que te decantes por un protector resistente al agua. Esto te permitirá estar más tiempo sin tener que preocuparte por una nueva aplicación.

 

3.      Zona del cuerpo a proteger

 

La zona del cuerpo es relevante a la hora de optar por un protector porque la sensibilidad puede variar. Esta situación se hace más complicada en las personas que tienen piel sensible. En este caso, quizás tengas que utilizar una fórmula específica para determinadas zonas del cuerpo. Eso sí, hay que señalar que estos casos son minoritarios y que, por regla general, con una sola crema, gel o agua será suficiente.

 

4.      Factor de protección solar

 

Los factores de protección están estandarizados por la Unión Europea desde el SPF6 (bajo) al SP50+ (muy alto). Básicamente, cuanto mayor sea el factor de protección, más tiempo protegerás tu piel. Piensa, sin embargo, que siempre se va a filtrar algo de radiación así que, cuanto más delicada sea tu piel, mayor será el factor que necesitarás. Recuerda, además, que las cremas pueden caducar y perder efectividad.

 

5.      Periodo de exposición al sol

 

El periodo de exposición al sol también es un factor relevante para optar por un protector u otro. Lo normal es que si tienes intención de pasar varias horas te decantes por un SPF alto. De lo contrario, si tienes una piel en perfecto estado y vas a estar poco tiempo, puedes elegir un SPF más bajo. Este es un supuesto en el que lo mejor es que apliques el sentido común.

 

Conclusión

 

El verano ya está aquí y elegir protector solar es importante para que disfrutes al máximo de las playas y terrazas. ¿Buscas un protector y no sabes dónde encontrar el que mejor te va? No te preocupes, en Suamifarma disponemos de varias alternativas para que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades.