Con la llegada del verano nuestras costumbres y rutinas cambian: Viajamos a otros lugares, con diferentes temperaturas (por lo general más elevadas) y modificamos también nuestros hábitos. Solemos ser un poco más permisivos con la comida y bebida, nos exponemos más al sol, nos bañamos en piscinas… y por eso es importante saber cómo cuidar la piel atópica en verano. ¡Echa un ojo!

¿Qué es una piel atópica?

La piel atópica es una enfermedad cutánea caracterizada, entre otros síntomas, por una mayor escamación y e irritación que las pieles normales. Esa sequedad extrema acaba derivando en molestos picores y dolor ocasionado por el rascado.

La principal causa de la piel atópica es la predisposición genética. Son cutis secos con poca cantidad de agua y grasa (a pesar de que existen factores externos -como alimenticios, alérgicos y ambientales- que pueden llegar a agravarla), por ello aprendamos a cuidar la piel atópica. Es muy sencillo, solo tienes que seguir estos consejos.

Consejos para cuidar la piel atópica en verano

La dermatitis atópica afecta, principalmente, a bebés y a niños aunque los adultos también pueden sufrirla. Es habitual encontrarla en la cara de tu hijo, así como en la zona interior del codo y rodilla. También en piernas y glúteos. En adulto puedes ver irritación en cara y cuerpo

Toma nota de lo mejor que puedes hacer para cuidar la piel atópica durante la temporada estival:

  • El cloro es un agente corrosivo que puede irritar la piel, por ello se recomienda ducharse bien después de bañarse en la piscina. Este jabón emoliente de la marca Babé está indicado para cuidar la piel atópica tanto en verano como en invierno ya que al contener principios activos de soja, aceite de inca inchi y vitamia F, alivia rápidamente la sensación de tirantez y picor.
  • La utilización de cremas barrera es otra buena opción para cuidar la piel atópica en verano en las tardes de piscina, ya que forman una película protectora invisible que aísla la piel del agua y la protege ante la sequedad que produce el cloro.
  • Aplica una protección solar con filtros minerales a los niños con dermatitis atópica. Debemos de evitar aquellos fotoprotectores con filtros químicos, ya que aumentan la sensibilización de la piel y pueden producir alergias en pieles ya maltratadas por la dermatitis atópica.
  • No olvides tener la piel hidratada siempre, incluso por la noche. Una buena idea es aplicarse esta crema hidratante de noche de la marca Weleda antes de ir a cama que tenemos en nuestra tienda online ya que nutrirá, calmará y rehidratará la piel gracias a los extractos naturales de manzanilla y caléndula. Además, ¿a quién no le gusta un masaje relajante antes de dormir?
  • Trata de llevar una dieta equilibrada y evitar frutos secos y lácteos. También conviene esquivar excitantes como cafeína y teína.
  • Utiliza ropa de algodón ligera y fresca, ya que este material permite que la piel respire mucho mejor que otros tipos de tejidos.

Conclusión

Es engorroso sufrir de piel atópica y en verano mucho más (calor, sudor…). Para que ésta incomode lo menos posible y las vacaciones sean más llevaderas, tenemos que darle unos cuidados mínimos a las pieles atópicas. Desde Suamifarma te recomendamos limpieza, hidratación, una correcta alimentación y ropa de algodón como los cuidados básicos que toda piel atópica necesita en verano.