Una de las cuestiones que más asaltan especialmente a las mamás primerizas en esta época de sol, verano y playa es la de si sus bebés pueden ir con ellas a la playa y de qué forma deben (o no) exponerlos al sol.

La respuesta, como es habitual, tiene varias respuestas: si los bebés son menores de seis meses no es recomendable que vayan a la playa ni que se expongan directamente al sol. A partir de ahí sí pueden ir a la playa pero con las debidas precauciones.

Todos sabemos que las vitaminas que nos proporciona el astro rey son altamente beneficiosas para adultos y niños y tomar el sol siempre es bienvenido por nuestra piel y organismo (acordémonos de la vitamina D y la gran cantidad de beneficios que nos proporciona exponernos al sol) lógicamente con la moderación necesaria y, recordemos, aplicando la crema del sol con la antelación precisa.

Bebé y playa

Si la gente adulta debemos de tomar precauciones a la hora de tomar el sol y preparar nuestra piel para el verano, con nuestro bebé la responsabilidad debe de ser mucho mayor a la hora de llevarlo a la playa en esta época veraniega.

Como comentábamos, nuestro bebé no debe de ser expuesto al sol si tiene menos de seis meses. Pasear con él, tapado, por la playa a primera hora de la mañana y a última de la tarde, lejos del bochorno de las horas centrales del día sí le sentará bien pero los expertos no recomiendan que el sol le de directamente siendo tan pequeño.

A partir de los seis meses sí pueden ya tomarse más libertades, a pesar de que los dermatólogos recomiendan aplicarles pantallas de protección totales que no permitan penetrar los rayos UVA en la piel del bebe.

Es a partir de los dos o tres años cuando los niños pueden moverse como gusten por la arena. Se les debe echar crema del sol con un SPF 50 como mínimo y renovar su aplicación cada poco tiempo.

Para que este proceso resulte más cómodo, desde Suamifarma te recomendamos este fotoprotector pediátrico en spray de Babé, ya que su textura ligera facilita la absorción en la piel de tu pequeño y no será un engorro ni para ellos ni para nosotras. Además, contiene una muy alta protección tanto facial como corporal, siendo apto para cualquier fototipo.

Fotoprotector pediátrico spray SPF 50+ Babe

Fotoprotector pediátrico spray SPF 50+ Babe